Conoce cuál es el origen de las serenatas

Conoce cuál es el origen de las serenatas

mariachis en cdmx

Todos sabemos qué son las serenatas o bien, hemos presenciado una o hemos sido la persona a la que se le está cantando, sabemos que es una tradición muy romántica que se utiliza para enamorar o para pedir perdón a la pareja. Pero si quieres saber cuál es el origen de las serenatas, entonces sigue leyendo, porque en este articulo te lo contamos.

En la Europa del siglo XVIII, los aristócratas pedían composiciones para amenizar las veladas, éstas tenían que ser limpias y serenas, de ahí que, después, se les conociera como serenatas. Aterrizando en Latinoamérica, en los virreinatos, se realizaban concursos al aire libre de estas piezas; posteriormente, se le fue agregando letra a la música, la mayoría de ellas hablaban sobre amor o las penas que éste provoca; de esta manera, la serenata, poco a poco fue adquiriendo un carácter romántico.

Ya en pleno siglo XX, en México, se hicieron muy populares los grupos de mandolinas, rondallas y tunas, a los cuales se les bautizó como fandangos o mariachis. Pero el mariachi que conocemos hoy en día inició cuando, en 1941, Emilio Azcárraga, dueño de la radiodifusora XEW y más tarde Televisa, insistió en integrar el sonido de la trompeta a los otros instrumentos que tocaban los grupos mariachis (guitarra, arpa, violín, tambor). Al incluir este nuevo sonido, las interpretaciones de las serenatas cambiaron y se hicieron mexicanas.

Las primeras manifestaciones públicas de los mariachis eran para llevar serenatas y conquistar a las chicas. El grupo se situaba al pie del balcón de las casas para despertar a las muchachas (y a los vecinos) con canciones de amor. Lo natural era que, primero, la dama encendiera la luz del cuarto, haciéndole saber al enamorado que ya había despertado y estaba escuchando la canción, después, justo antes de que acabará la pieza musical, ella salía al balcón. Pero cuando la serenata no era deseada, o el amado había molestado a los padres de la muchacha o a los vecinos, debía tener cuidado porque podían arrojarle agua o hasta macetas. Las serenatas se volvieron más populares cuando se reproducían en las películas mexicanas, bajo las voces de Agustín Lara, Luis Aguilar y Pedro Infante, quienes llegaban al balcón de la amada montados a caballo y usando un traje de charro.

Era muy común que las serenatas se usarán para cantarle a un amor verdadero, para pedir perdón o para hacer una declaración de amor oculta. Y, aunque en la actualidad, su uso ha ido disminuyendo, aún hay quien contrata a mariachis para ir a cantarle “100 años”, “Bésame mucho” o “Si nos dejan” a su amada.

 

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
Etiquetas:

About The Author

Mariachis

Contáctanos