Historia del Mariachi Vargas de Tecalitlán

Historia del Mariachi Vargas de Tecalitlán

mariachis df

El mariachi es un símbolo de México, así como su música, que siempre alegra las fiestas o celebraciones en las que se toca. Existen varias agrupaciones de mariachis df que gozan de fama, pero ninguna como el Mariachi Vargas de Tecalitlán. Este grupo se formó en 1898 por el maestro Gaspar Vargas López, y actualmente se encuentra bajo la producción artística y dirección general de maestro Rubén Fuentes y Carlos Martínez. La agrupación está conformada por un arpa, una vihuela, una guitarra, un guitarrón, tres trompetas y siete violines. Este icónico grupo de mariachis tiene más de 100 años de historia, la cual se divide en cinco generaciones: la primera (1898-1930), la segunda (1931-1949), la tercera (1950-1993), la cuarta (1994-2002) y la quinta (2003-actual).

  • Primera generación (1898-1930)

En Tecalitlán, al sur de Jalisco, don Gaspar Vargas fundó su grupo de mariachis, al cual bautizó con su apellido y con el nombre de su pequeña ciudad. Durante estos primeros años, la agrupación estaba conformada por la guitarra de golpe, interpretada por don Gaspar; el arpa de madera, tocada por Manuel Mendoza; y dos violines interpretados por Lino Quintero y Refugio Hernández. Estos fueron los instrumentos que crearon y establecieron el llamado “Sonido Tecalitlán”.

Para el año 1913, don Gaspar pensó incluir una trompeta en el grupo, pero no fue bien recibida, ya que los demás integrantes de la agrupación consideraban molesto su sonido agudo. Así que, se decidió agregar otro violín, el cual fue interpretado por el hijo de don Gaspar, Silvestre Vargas. En 1921, eran ya cinco integrantes.

 

  • Segunda generación (1931-1949)

Este segundo periodo en la historia del Mariachi Vargas empezó cuando don Gaspar le cedió el liderazgo del grupo a su hijo, quien inmediatamente decidió ampliarlo a ocho músicos. De esta manera, se unieron los hermanos Quintero, Rafael y Jerónimo, tocando el violín y la guitarra, respectivamente. Más tarde, se agregó otro violín, interpretado por Santiago Torres. Silvestre Vargas soñaba con que algún día ellos serían el mayor grupo de mariachis de todo México, para lograrlo, decidió que los miembros tenían que portar el traje de charros, lo cual llamaba la atención de las personas cada vez que tocaban y hacían presentaciones.

En 1933, entraron a una famosa competencia de mariachis en Guadalajara y ganaron el primer lugar; para el año siguiente, recibieron otro galardón de primer puesto en la ciudad de México. Así fue como el presidente de entonces, Lázaro Cárdenas, escuchó la música del Mariachi Vargas y los contrató como el mariachi oficial del Departamento de Policía de la ciudad de México, puesto que ocuparon por 20 años.

 

  • Tercera generación (1950-1993)

La tercera generación del Mariachi Vargas inició cuando Rubén Fuentes asumió la dirección musical, lo cual revolucionó el sonido del grupo. Grabaron los huapangos y sones que interpretaban, pero, ahora, con los arreglos y las adaptaciones de Fuentes y con la inigualable voz de Miguel Aceves Mejía. En 1955, Rubén Fuentes dejó de ser integrante del grupo y se dedicó sólo a ser productor, arreglista y director musical.

En 1966, Fuentes escribió “La Bikina”, canción que es reconocida como el máximo ejemplo de la Nueva Armonía y sonoridad revolucionaria del mariachi. Tanto en México, como en el extranjero, los huapangos y sones del Mariachi Vargas adquirieron nuevas direcciones, ya que la armonía y la melodía del sonido constaban de nuevos niveles musicales creados por una expresión de nacionalismo moderno y progresivo. Para 1975, don José Martínez se convirtió en el nuevo director musical de la agrupación. En esta misma década, se celebró la primera conferencia internacional del mariachi en San Antonio, Texas, la cual influyó para iniciar un nuevo movimiento que reconocía cada vez más el valor de la música del mariachi. En 1983, el Mariachi Vargas apareció por primera vez en la Conferencia Internacional del Mariachi de Tuczon.

A mediados de los 80, Linda Ronstad, junto al Mariachi Vargas, lanzó un disco llamado Canciones de mi Padre, el cual resultó ganador de un premio Grammy. Ronstad salió de gira con la agrupación; y para 1990, el Mariachi Vargas alcanzó la fama musical al acompañar a Lucero en su gira. Es en esta misma época, en la que Fuentes le da el título de El Mejor Mariachi del Mundo al Mariachi Vargas, nombre que ya los representa alrededor del mundo.

 

  • Cuarta generación (1994-2002)

Ya alcanzado el estrellato mundial, el Mariachi Vargas pudo realizar presentaciones a lo largo de todo México y en el extranjero, tocando cada vez ante más y más espectadores. Sus discos, grabados con los integrantes de esta nueva generación, incluyen El Mariachi Vargas, En Concierto, Los Sones Reyes, 50° Aniversario de Rubén Fuentes y La Fiesta del Mariachi, en el que rinden un homenaje a don José Martínez. Los arreglos de Rubén Fuentes y su interpretación por parte del Mariachi Vargas de Tecalitlán son las cinco primeras grabaciones para el centenario de la Fundación del Vargas en 1997.

La representación que el Mariachi Vargas ha hecho de la música mexicana ha propiciado la creación de festivales y conferencian internacionales dedicadas al mariachi, así como talleres para enseñar este tipo de música en escuelas, desde primarias hasta universidades. Por ello, El Mariachi Vargas de Tecalitlán, “El Mejor Mariachi del Mundo”, es uno de los patrimonios culturales de México.

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

About The Author

Mariachis

Contáctanos